Inauguración Radar (Electronic Sounds Bar)

febrero 13, 2017 on 8:01 pm | In radar bar | No Comments

Jesús Sevillano (aka Sevi) | Tal día como hoy, hace 20 años, abríamos el Radar en una primera inauguración a puerta cerrada sólo para amigos. Una semana después fue la apertura oficial del bar. Como decíamos hace unos días, en breve reactivaremos la web incluyendo nuevo material gráfico y los videomontajes que hicimos y que compartimos en este grupo con vosotros, junto a otras cosas que hemos incorporado.

La idea inicial de este grupo era precisamente esa, la de hacer visible cosas que no estaban en la web antes de que la cerrásemos a principios de 2009 y también abrir un pequeño espacio para que algunos de vosotros que tuvieses material gráfico o sonoro relacionado con el bar lo posteaseis aquí. Por eso es que cuando creé el grupo decidí que pudieseis publicar vuestras cosas en este lugar.

Sin embargo desde hace tiempo el grupo ha perdido el sentido para el que se creó y se ha convertido en un espacio igual al de otros grupos a los que pertenecemos la gran mayoría de los que aquí estamos y donde podemos ver exactamente los mismos posts que en ellos.

Cuando esté de nuevo activa la web, no tendrá mucho sentido mantener este grupo, ya que el material que aquí publicamos estará disponible allí. De todos modos, seguiremos haciendo algunos videomontajes más e incorporando piezas de audio de las demos del archivo del bar, por lo que quizás mantendré el grupo abierto sólo para informar si hay alguna cosa que se añada a la web.

Por estos motivos, he decidido eliminar todas las publicaciones que que no tenían que ver con el bar y restringir la publicación de posts en el grupo. Al fin y al cabo Radar ya no existe y lógicamente no puede haber noticias nuevas que podamos contar, sólo informar de alguna actualización en la web, o postear algo que crea que puede resultaros interesante. Espero que lo comprendáis.

Por lo que se refiere a la web, la idea con la que está hecha es dejar constancia de una serie de acontecimientos que tuvieron lugar en Madrid durante más de trece años dentro del panorama electrónico de la ciudad. De algún modo, es un homenaje principalmente a los músicos que actuaron en el bar, a los que nos dejaron sus demos y a los clientes en general. Llegará un momento en que no habrá más que añadir a la web, pero mientras Adolfo mantenga abierto Ccäpitalia, ahí estará por siempre.

No tengo ninguna duda que en el futuro alguién podrá escuchar algo sobre un bar que existió en Madrid llamado Radar (Electronic Sounds Bar) y que quiera curiosear en internet a ver si hay alguna información al respecto. Por eso es que, aunque con el paso de los años la web se convierta en algo inactivo, siempre estará ahí para quien desee consultarla.

20 años de Radar (Electronic Sounds Bar)

enero 27, 2017 on 7:40 pm | In radar bar | No Comments

Jesús Sevillano (aka Sevi) | Hace un par de meses se cumplieron 20 años desde que cogí el local del Radar, aunque oficialmente faltan un par de semanas para cumplir el vigésimo aniversario desde la primera inauguración (de las dos que hubo). Por este motivo es que, desde noviembre pasado, ando metido en esta tarea con Adolfo, escribiendo textos y dotando de nuevos contenidos a la web del bar.

Desde 2009 la web ha estado bloqueada (y lo sigue estando hasta dentro de unos días) desde su acceso principal, pero hemos estado incorporando nuevos contenidos y nuevos textos con la idea de que esté accesible de nuevo para el aniversario. En su día decidimos bloquearla puesto que cuando sucedió el juicio de AGEDI/AIE, utilizaron nuestra página web como supuesta base para su demanda aunque, como muchos sabéis, les salió el tiro por la culata y ganamos el juicio en cuestión. Era algo obvio, pero en aquellos momentos, cuando ya había decidido cerrar el bar por motivos personales para venir a vivir a Perú, era algo que me inquietaba especialmente y que aunque sabía que tenía razón, me mantuvo con una gran intranquilidad y preocupación durante muchos meses.

El caso es que ahora se va a reactivar la web. Se van a poner en descarga (durante un tiempo) los recopilatorios que regalábamos en las Nocheviejas del bar, e incorporaremos los videomontajes que en este grupo del Radar hemos compartido con todos vosotros.

Asimismo se ha hecho una sección dedicada al fanzine E.P.D.R. (Escala Progresiva De Resistencia) en el que estuve involucrado durante los años 80 junto a mis amigos Jaime H.Y (La Braga Náutica, Oh-Casio-On, Maruja y los Filoestuches), y Jacobo G. Rodeja (El Regalo De Silvia), poniendo todos los ejemplares en descarga, contando la historia de aquéllos años, además de incorporar una galería de fotos y documentos de la época.

Se ha mantenido el mismo diseño de la web, pero se han escrito nuevos textos y se ha incorporado una sección importante que es el ‘Radar Archief’. Muchas de las demos (las que hemos podido rescatar) que muchos de vosotros me dejasteis en el bar están ahí reflejadas, para dejar constancia de una época y de una serie de artistas que en su día fueron obviados por la prensa, medios de comunicación y salas de concierto, pero que formáis parte de la historia de la música electrónica española y que, con total certeza, algún día alguien querrá apropiarse de lo que es vuestro. Nuestro compromiso siempre fue apoyar a los músicos que en gran medida dotasteis de contenido al propio bar, y así será siempre. La web del bar es para todos vosotros y para dejar constancia de lo que sucedió en Madrid durante casi 14 años dentro de la escena electrónica.

Se ha incluido una galería de fotos (de momento hemos seleccionado en torno a 250) del archivo visual de Adolfo y del propio bar. Todas ellas son absolutamente respetuosas, pero si alguien se ve en ellas y desea que la retiremos, no habrá ningún problema. Quisiéramos desde aquí animaros a que los que tengáis material gráfico, videos, flyers, reseñas de prensa, etc… relacionados con el bar que nos las hagáis llegar. Nuestra intención siempre será dejar constancia de lo que fue el Radar en homenaje a los propios músicos y clientes del bar.

Sabemos que en las fotos aparecéis algunos de los que formáis parte de este grupo y también personas que no tenemos añadidas a nuestra lista de amistades de FB, pero que sí que son amigos vuestros. Os agradeceríamos enormemente que quienes sepáis de amistades que frecuentaban el bar y que pudiesen tener material gráfico que compartieseis este post con el fin de intentar recopilar la mayor cantidad posible de documentación e información.

En los próximos días (cuando desbloqueemos la entrada principal) seguiremos informando.

Gracias a tod@s.

Nuevas composiciones del Maestro Corberó

septiembre 3, 2010 on 11:45 am | In copyleft, open source, descarga audio mp3, música electrónica, radar bar | 1 Comment

Adolfo García | De vuelta de vacaciones aquí dejo nuevas -y refrescantes- contribuciones para el proyecto del Maestro Corberó.  También incluyo el enlace para que podáis descargar los sonidos originales de la máquina de hielos. Como sabéis a partir de estos sonidos se están componiendo los temas del proyecto [Maestro Corberó – sonidos fuente]

[23.08.11] Maestro Corberó – álbum completo

[21.07.10]  Kerveros.mp3 Ilios
[03.08.10]  dimdoblr.mp3 Coeval
[16.08.10]  E.M.Corbero.mp3 Tension Co
[02.09.10]  Locked.mp3 Rec_Overflow
[01.12.10]  Ice Matic Paradox.mp3 Jorge Haro. Producido en Ciudad Distante, Buenos Aires.
http://www.jorgeharo.com.ar

Estos temas se distribuyen según licencia Creative Commons BY-NC-SA.

Despedida en Radar (Electronic Sounds Bar)

mayo 26, 2010 on 9:48 am | In música electrónica, radar bar | 3 Comments

Adolfo García | El siguiente documento habla por si mismo. Con la idea de rendir un pequeño homenaje a Sevi, la noche que Radar cerró, comprometí a todo aquel que se dejó para que compartiera sentimientos y recuerdos de estos trece años de historia. Poco más puedo añadir…

Sevi, te queremos. Gracias por estos años.

Radar (Electronic Sounds Bar) y El Maestro Corberó

mayo 15, 2010 on 8:23 am | In copyleft, open source, descarga audio mp3, música electrónica, radar bar | 5 Comments

Adolfo García Yagüe | Hoy el Radar cerrará sus puertas. Los asiduos a este local pecaremos de egoísmo si esta noche nos ponemos tristes. Todo lo contrario. Tenemos infinidad de razones para sentirnos afortunados. Hemos tenido la suerte de que un proyecto (más que un bar) como Radar haya existido en nuestra ciudad, permitiéndonos descubrir nuevos sonidos, hacer amigos y, sobre todo, tener el privilegio de haber compartido largas conversaciones con Sevi, Alma del Radar. También tenemos que estar felices por los cambios que aguardan a Sevi en esta etapa que ahora empieza.

Sin querer parecer exagerado, me atrevo a decir que hoy acaba la historia y empieza la leyenda. Algún día alguien se preguntará que pasó en Radar durante más de 13 años y otros presumirán de haber estado allí. En este sentido me gustaría destacar que, aparte de la victoria legal que ha supuesto para Sevi el reciente respaldo administrativo en la demanda interpuesta por las sociedades AGEDI/AIE, el veredicto del Tribunal reconoce la singularidad y esencia del Radar. Como se desprende de la sentencia, Radar ha sido un espacio donde se ha podido escuchar música experimental totalmente alejada de los circuitos comerciales, siendo su clientela (local e internacional) quien ha ido aportando esta música y experiencias.

La terquedad y miopía de las entidades demandantes han impedido a estas  apreciar el aporte cultural que ha supuesto Radar. Si en lugar de construir su demanda a partir de textos -totalmente descontextualizados- de la página web del bar, hubiesen visitado el espacio dedicado a los Live Acs (actuaciones desarrolladas en Radar durante esto años) se habrían dado cuenta que lo que estaban llevando ante el Tribunal no era un simple bareto de copas… Paradojas de la vida, estas mismas entidades se autoproclaman guardianas y defensoras de la cultura.

Acabo este post presentado un proyecto nacido a partir del proceso contra Radar. Si recordáis -para ilustrar la singularidad de Radar- en el juicio se citó la anécdota del ruido que hacía la máquina de hielo del bar: Ante la pregunta de unos clientes sobre qué era lo que estaba sonado en ese momento, Javier Rincón respondió “es la música del Maestro Corberó”.

Como semejante anécdota no podía quedar solo en eso, un grupo de asiduos al bar se ha puesto manos a la obra y han comenzado a componer temas a partir de los de sonidos de nuestra querida máquina de hielos:

[08.05.10]  Massielo.mp3 Javier Rincón
[08.05.10]  Hielito Lindo.mp3 Javier Rincón
[10.05.10]  Microplex – Winter Kills (Icescape Mix).mp3 Microplex
[14.05.10]  Kor-b-ro.mp3 Q_ix
[16.05.10]  noish__icemachina.mp3 Oscar Martín
[18.05.10]  Oda a la Música Minoritaria (korg-vero mix).mp3 Ubik
[20.05.10]  Microplex – Winter Kills (Frostwave Mix).mp3 Microplex
[10.06.10]  Francisco López – Untitled #247.mp3 Francisco López
Created at mobile messor (Amsterdam) www.franciscolopez.net

[23.08.11] Maestro Corberó – álbum completo

Por supuesto, para la tranquilidad de la SGAE, AGEDI y AIE (para que no se gasten más dinero en juicios), estos temas se distribuyen según licencia Creative Commons BY-NC-SA.

Se apagarán sus luces, y quizás llegará el silencio, pero el espíritu del Radar (Electronic Sounds Bar) nunca desaparecerá.

El sonido de la máquina de hielo del Bar Radar absuelto de pagar derechos a las discográficas

marzo 28, 2010 on 9:00 am | In copyleft, open source, radar bar | 1 Comment

Por Javier de la Cueva, Derecho de Internet

Con fecha 26 de marzo de 2010 he recibido notificación de la sentencia de fecha 18 de marzo del Juzgado de lo Mercantil nº 5 de Madrid en la que se absuelve a Radar (Electronic Sounds Bar) de la demanda interpuesta por las entidades de gestión de los productores fonográficos (AGEDI) y de los intérpretes o ejecutantes (AIE), con expresa condena en costas a las demandantes.

El Bar Radar está considerado a nivel internacional como un “templo” de la música experimental. Se trata de un lugar, regentado por “Sevi” (Manuel Sevillano, experto en música electrónica), que inició su camino hace muchos años como centro de reunión de personas interesadas en música experimental. Hasta tal punto experimentan con los paisajes sonoros que una de las discusiones recurrentes, y de lo que también se habló en el juicio, es de si lo que se comunica públicamente en el local se trata de música o de ruido.

Radar (Electronic Sounds Bar) es utilizado por sus clientes como lugar de intercambio y comunicación pública de piezas sonoras procedentes de los más variados lugares: sonidos de animales salvajes, sonidos procedentes de puertas que chirrían, o, tal y como se acredita en la sentencia, sonidos de electrodomésticos que son conocidos entre ellos como “música del Maestro Corberó”. En sus inicios, los clientes utilizaban el método clásico, que era el de intercambio de cassettes, método que se abandonó con la aparición de Internet. Con el repertorio que se intercambian quienes graban los más diversos sonidos, se producen nuevas piezas mediante la remezcla. La sentencia destaca el origen de la música:

Especialmente significativa, respecto al tipo de música del bar, fue la declaración del testigo Javier R., quien manifestó que había llegado a poner sonidos de la máquina de hielo y del congelador, concretamente la denominó, “música del maestro corberó”.

A pesar de que es obvio de que la música comunicada por los clientes del establecimiento no está gestionada por las entidades de gestión, dado que éstas disparan con dinero de sus socios pueden permitirse demandar a cualquier establecimiento por muy evidente que sea que el mismo no utiliza su repertorio. Es más, uno de los elementos probatorios que utilicé fue precisamente un dossier preparado por las demandantes y que adjuntaban como documento a su demanda, en el que se reconocía el carácter vanguardista, experimental y la notoriedad a nivel internacional de Radar (Electronic Sounds Bar), lo que precisamente demuestra el repertorio que usa. El único testigo de contrario reconoció que no había visitado el establecimiento.

En el juicio, como testigos de lujo conté con los autores de los experimentos sonoros, así como con Susana García Noguero, de Platoniq, quien en su búsqueda de locales en Madrid para la celebración de un evento encontró los dos más vanguardistas, Ladinamo y el Bar Radar, que eran los más apropiados para la naturaleza de las acciones de Platoniq. La declaración de Susana García Noguero sobre cuestiones relacionadas con el Copyleft fue contundente. No deja de ser curioso que ambos establecimientos han sido demandados por las entidades de gestión, habiéndose rechazado las pretensiones de éstas en los dos casos, si bien en el presente todavía la parte contraria puede recurrir en apelación.

Independientemente del aspecto anecdótico de la comunicación pública de sonidos de electrodomésticos que, si son remezclados por un no socio de AGEDI/AIE no devengan cantidad alguna a pagar a estas entidades, hay dos aspectos importantes que deben destacarse:

  1. El derecho al cobro de AGEDI/AIE es un derecho de remuneración equitativa en favor de los intérpretes, ejecutantes y productores, por lo que la tesis de estas entidades es que basta con que la música se comunique públicamente para que nazca su derecho al cobro. Sin embargo, este ya es el tercer caso en que los Juzgados y Tribunales señalan que éste derecho sólo nace si el intérprete, ejecutante o productor del fonograma es socio de la entidad reclamante. Se consolida una interpretación que ya se utilizó en los casos de los gimnasios Vámbora y Curvas y que se fundamenta en lo ilógico de la pretensión de las entidades de gestión ya que si el propietario del establecimiento fuese el autor de la música, según las tesis de éstas también tendría que pagar.
  2. Las entidades demandantes (que acudían bajo una misma dirección letrada) alegaron durante el juicio que cuando las obras se hallan licenciadas bajo Creative Commons NC, entonces ellas, por imperativo legal, son quienes gestionan las mismas. Esta tesis es fácilmente desmontable, puesto que lo único relevante en este tipo de juicios es si el autor, intérprete, ejecutante o productor de la obra es socio de la entidad de gestión, y no el tipo de licencia comercial o no comercial de la obra. Si una obra CC-NC es utilizada comercialmente, lo que nace con ese uso son derechos y obligaciones entre el autor de la obra y el usuario de la misma, pero nunca nacerá derecho u obligación alguna por razón de ese uso en favor de un tercero, entidad de gestión, ajeno a las partes creador y usuario. En este sentido, la sentencia señala en su Fundamento Segundo:

El hecho de que en el local no se ponga que se trata de música con licencia copyleft o derivados no quiere decir por ello que la música sea del repertorio de los actores, sino lo que estaríamos ante un incumplimiento de las licencias concedidas que daría lugar, en su caso, a responsabilidad ante el licenciante. Pero en modo alguno nacería la obligación de pago por la comunicación, ya que en este caso las entidades de gestión estarían percibiendo una retribución por obras que no gestionan, es decir, que no son de sus socios, y por ello al distribuir la compensación al verdadero intérprete, artista o productor, no percibiría la parte correspondiente al no ser socio de esas entidades, produciéndose así un evidente enriquecimiento injusto.

Por lo demás, la sentencia recoge lo que ya es ampliamente conocido de que corresponde al local destruir la presunción de que las obras comunicadas corresponden al repertorio de las entidades de gestión mediante la articulación y práctica de la prueba:

Es necesario, por tanto, que el demandado justifique que la música que se comunique no corresponda a socios de los actores, es decir, que no estemos ante obras de su repertorio. La abundante prueba testifical practicada en el acto del juicio permite extraer una conclusión unánime, en el Bar Radar se comunican fonogramas que tienen la consideración de “comercial”. Los testigos manifestaron que en el bar se pone música experimental, que esa música es elaborada por ellos (los testigos) o que se baja de internet de páginas web donde los artistas (no asociados) “cuelgan” su música para darse a conocer y permiten que otros las usen; música con licencia copyleft o creative commons. El carácter de música experimental que se pone en el bar no sólo se reconoce por los testigos (Andrés A., Adolfo G. Juan Carlos B. o Susana G. N.), sino de la propia documental aportada por la actora (documento nº 9). Especialmente significativa, respecto al tipo de música del bar, fue la declaración del testigo Javier R., quien manifestó que había llegado a poner sonidos de la máquina de hielo y del congelador, concretamente la denominó, “música del maestro corberó”. También se manifestó en términos parecidos Susana G. N., presidente de una asociación dedicada a la distribución de música con licencias libres, copyleft, al señalar que la música que escuchó era con licencia copyleft. Esto nos da una muestra clara del tipo de música que se pone, totalmente alejada de los circuitos comerciales; sin embargo, esto no es suficiente para considerar que los fonogramas no pertenecen al repertorio de las actoras. Nos referimos al hecho de que se trate de música alejada de los circuitos comerciales, y ello porque las actoras no restringen su ingreso a este círculo. Sin embargo, la totalidad de los testigos nos han manifestado que la música que se pone es compuesta y ejecutada por ellos (ninguno es socio de las actoras) o de otras personas en las mismas condiciones, o que se bajan sonidos de internet puestas por sus autores o ejecutantes no socios de las entidades de gestión; es decir, nos movemos dentro del ámbito alternativo, en el sentido de autores, intérpretes artistas o productores que no forman parte de las entidades de gestión que ponen sus obras a disposición del público en general.

Como es de rigor en cualquier información referente a una resolución judicial, tienen ustedes a su disposición el contenido íntegro de la sentencia en el repositorio de los Procedimientos Libres sobre defensa del Copyleft.


Última Nochevieja en Radar

diciembre 29, 2009 on 11:43 am | In radar bar | 1 Comment

Como todos estos años atrás celebraremos la Nochevieja en el bar con acceso libre para todo el mundo, a partir de las 01.00 de la madrugada.

Como os indicamos en el mensaje, este año será el último que abriremos este día. La razón ya es conocida por algunos, y básicamente se trata de que tenemos la intención de marcharnos a vivir a Perú y traspasar el bar en este próximo año. Esto no significa que vayamos a cerrar Radar inmediatamente; con certeza que estaremos todavía un cierto tiempo, que pueden ser incluso meses. Pero en cualquier caso, aunque todavía estuviésemos aquí la próxima Nochevieja, no volveremos a abrir ese día.

Llegado el momento ya os avisaremos a su debido tiempo cuando esto se vaya a producir, pero desde ya mismo queremos ir despidiéndonos de todos los que durante estos 13 años de existencia de Radar nos habéis apoyado y habéis permitido que hayamos estado abiertos durante casi década y media. Así que a modo de despedida, esta Nochevieja será la última y para ello hemos preparado unos Cd’s con material de diversas sesiones nuestras y con material inédito de algún Live Act que no se incluyó en los anteriores discos que hicimos.

Para quienes nos habéis visitado este día alguna vez no será novedad lo del tema de los bonos, pero para quien no esté informado, diremos que siempre preparamos unos bonos de 3 copas que este año hemos aumentado a 80 unidades y que se pueden comprar en el bar esa noche al mismo precio que el pasado año. Esta Nochevieja regalaremos con cada bono un cd (habrá dos compilaciones distintas) con la sesiones de Cnoi (un servidor), en el encuentro “Tendencias Post-Digitales” y en la tercera edición del festival de música experimental Sónikas. Asimismo, ambos cd’s incorporan piezas inéditas de los live acts de Danieto y de Q_ix.

Quien no desee bono, puede tomarse una copa al precio especial que ponemos en Nochevieja. Los precios de los bonos y de las copas son los que indicamos arriba.

Esta última Nochevieja se encargarán del audio Robert Calvin y Vadim Tudor, quienes han sido los habituales responsables de la música estos últimos años en dicho día. Ya sabéis que en Nochevieja la música es diferente a lo que suele escucharse en el bar, pero siempre intentamos que la gente lo pase bien y pueda escuchar desde revival de los 80 hasta synth pop, pasando por cierto bizarreo, etc… También avanzada la noche pasaremos alguna que otra botella de cava para brindar por el nuevo año. Siempre decimos que abriremos hasta las 07.00, aunque al final todos los años cerramos más tarde.

Bono de 3 copas nacionales + CD Cnoi Sessions: 16,00 euros
Bono de 3 copas importación + CD Cnoi Sessions: 19,00 euros.
Los bonos son limitados a 80.

Precios de las copas sin bonos:
Cerveza o refresco: 3,50 eur. · Cerveza importación: 4,50 eur. · Copa nacional: 6,00 eur. · Copa importación: 7,50 eur.

Audio: Robert Calvin & Vadim Tudor.

Un saludo a todos, feliz año nuevo y gracias a todos por estos años.

Radar (Electronic Sounds Bar) en imágenes

enero 19, 2009 on 6:35 pm | In galería de imágenes, música electrónica, radar bar | No Comments

Adolfo García | Desde hace unas semanas hemos puesto en marcha un nuevo espacio donde pretendemos hacer un balance fotográfico de estos doce años de actividad. [ir a Galería Fotográfica de Radar]


Deseamos que durante la visita de esta pequeña galería disfrutéis recordando buenos momentos en Radar.

Si tienes alguna foto que quieras compartir a través de esta página no dudes en enviarla a radar.bar@ccapitalia.net

[ir a Galería Fotográfica de Radar]



(c) 2000-2017 Ccäpitalia.net - Se autoriza el uso según terminos Creative Commons BY-NC-SA
Powered by WordPress