Las tecnologías IoT dentro de la industria conectada 4.0

noviembre 20, 2015 on 5:38 pm | In industria 4.0, innovación, m2m, iot | 1 Comment

Industria 4.0 y tecnologias IoTEs un orgullo haber participado, aunque sea de refilón, en el estudio que ha elaborado Price Waterhouse Cooper por encargo de la prestigiosa Escuela de Organización Industrial, EOI, sobre el estado actual y proyección de la Industria 4.0 e Internet de las Cosas. Desde Energy Minus +, una compañía del Grupo Telnet, estamos convencidos de la necesidad de modernizar y “digitalizar” el tejido industrial para lograr ser más productivos y competitivos. A nadie escapa que Europa necesita reindustrializarse como vía para generar empleo, y proteger el existente. No es una tarea fácil ni exenta de polémica. Hay respetables expertos que opinan que la adopción e implantación de la Industria 4.0 provocará la destrucción de empleos. Quizás, en parte, estén en lo cierto. En todo caso, de lo que sí podemos estar seguros, es que nuestros competidores no dudarán en avanzar en esa dirección. La Industria 4.0, como toda revolución, ha venido para quedarse y desplazar a lo actual, nos guste o no.

El gran reto, más allá de hablar de dispositivos conectados o robótica colaborativa, es preparar a la sociedad para lo que se nos viene encima. Puede sonar dramático pero para muchos trabajadores ya no hay posibilidad de adaptación. Quizás, con suerte, su vida laboral no se vea muy alterada por la irrupción de los cambios que se avecinan. La gran responsabilidad la tenemos con la gente joven. Tenemos el deber de prepararles YA. Las Administraciones Púbicas, el estamento político en general y las instituciones docentes tienen el deber de modernizar los planes de estudio y destinar fondos económicos para dotar de los medios de estudio adecuados a los jóvenes de hoy.

La Industria 4.0 es un apéndice más de la famosa Transformación Digital que estamos viviendo en todos los sectores de nuestra sociedad. Tiene cosas buenas y malas, y como decía antes tenemos pocas opciones para decidir. No seamos ingenuos. No vamos a tener una Transformación Digital a la carta. Tampoco malgastemos fuerzas en revelarnos. Si nuestra generación no puede adaptarse tenemos que destinar todos nuestros esfuerzos y recursos en ayudar a que las generaciones venideras lleguen adaptados al mercado laboral y aprovechen las nuevas oportunidades, que las hay y las habrá.

Volviendo al estudio, en él encontrarás un amplio repaso de conceptos y tecnologías sobre el tema, poniendo el acento en Internet de las Cosas. Este estudio complementa y va un paso más allá del publicado por PwC en 2013 con el título Claves de la competitividad de la industria española. En mi opinión, para completar la foto, sería necesario un estudio profundizando en los aspectos robotización, colaboración hombre-máquina e inteligencia artificial. Ahí lo dejo…

Participación en el estudio Industria 4.0 de PwC

julio 12, 2015 on 4:42 pm | In industria 4.0, m2m, iot | 1 Comment

Adolfo García Yagüe | En la elaboración del estudio sobre Industria 4.0 de PwC por encargo de la EOI, tuve la oportunidad de colaborar trasladando mi opinión algunas interesantes cuestiones. Os las dejo por si a alguien le sirven de algo.

¿Cómo ve a España posicionada en IoT e Industria 4.0? ¿Qué roles han de adquirir grandes empresas, operadores, centros de investigación, administraciones y pequeña empresa para llegar al éxito?
Considero que fuera de los grandes grupos industriales que están presentes en nuestro país (automóvil, principalmente) el concepto Industria 4.0 aún está lejos de ser entendido y, por supuesto, adoptado por la PYME industrial española. A mi entender las razones son varias y tienen que ver con la “estanqueidad digital” existente entre los diferentes actores presentes en la cadena de valor. No hay que olvidar que la mayor parte de las veces estos actores pertenecen a la misma organización. A continuación desarrollo esta idea.

Hoy en día la mayor parte de la industria tiene automatizados sus procesos de producción. Desde hace años los autómatas y scadas están en primera línea del proceso fabril, existe por lo tanto cierto grado de digitalización de la fábrica. Ahora bien, rara vez esta isla digital está interconectada con otros procesos más allá del puramente productivo y de mantenimiento. A su vez la gestión de materias primas implicadas en la fabricación, entre las que no hay que olvidar la electricidad, el gas y el agua representan un archipiélago de procesos poco interconectados y monitorizados. Por último, por simplificar, nos encontramos el área más “avanzada en la digitalización” que podría ser la gestión del negocio. Allí, por pura necesidad, saben mucho de bases de datos de clientes, pedidos y stock pero poco de todo lo demás. Desde mi experiencia profesional, cuando hablo con clientes de estos temas les pregunto lo siguiente: ¿En su coste de fabricación sabría decirme cual es el coste energético de producto A, B o C? Esta pregunta tan sencilla de formular solo puede ser respondida -con precisión- si somos capaces de monitorizar el consumo eléctrico de cada máquina implicada en la fabricación del producto A y relacionar esta información con los datos de producción procedentes de los autómatas. Existen decenas de ejemplos similares a este pero este, quizás, es el más evidente y fácil de entender.

Archipielago digital en la industria actual

A la “estanquidad digital” citada anteriormente hay que añadir otros factores relacionados con el mercado y la oferta tecnología: Sensores, dispositivos de pasarela, tecnologías de comunicación, seguridad y motores para el tratamiento de datos son elementos esenciales en el desarrollo de proyectos IoT e Industria 4.0. (Intencionadamente -por simplificar- no cito todo lo relativo a robotización) pero ¿Cuál elijo? ¿Cómo lo integro en mis procesos producción y negocio? ¿En qué estándares me apoyaré? Hoy en día hay sensores para medir casi de todo. De igual forma tenemos a nuestro alcance decenas de protocolos de comunicación para conectarnos a ellos y, como no, podemos -si queremos- desarrollar nuestro propio motor de análisis o recurrir a servicios de terceros como Microsoft Azure y AWS. Dicho lo anterior ¿cómo traslado esta oferta de tecnologías a algo concreto que aporte valor? Desde mi punto de vista esta es otra de las barreras para la rápida adopción de Industria 4.0: en los clientes hay cierta confusión y es necesario clarificar el itinerario a seguir garantizándoles hitos con beneficios tangibles.

En lo relativo a ¿Qué pueden hacer las grandes empresas, operadores, centros de investigación, administraciones, pequeñas empresas para llegar al éxito? Mi respuesta es que hagan lo saben y les corresponde. Personalmente no creo que una u otra tecnología deba ser tutelada, tampoco tengo la certeza de que esto sea una garantía del éxito. Empezando por el nivel más bajo, las administraciones públicas deben actualizar los planes de estudio (y dotar de medios) desde IES hasta la Universidad para adecuarlos a las nuevas tecnologías. También puede ser interesante que la AA.PP. (Ministerio de Industria) ponga en marcha iniciativas tipo “Observatorio Industria 4.0”. Este espacio, además de Observatorio para conocer la evolución de la tecnología debería ser un Faro que sirva de referencia a Gerentes de las empresas, Ingenieros, Técnicos y sociedad en general. A través de este Faro/Observatorio se podría conocer:

  • Tecnologías disponibles
  • Atributos para considerar a una empresa Industria 4.0
  • Casos de estudio de empresas 4.0
  • Grado de adopción de tecnologías Industria 4.0 en España
  • Espacio neutral para intercambiar experiencias entre empresas, etc…

Por último, siempre es una ayuda que la AAPP apoye la innovación a través acceso a créditos de bajo interés o incluso subvenciones con control y sentido común.

Por la parte de Operadores, su misión es dotar de las infraestructuras necesarias a la sociedad para facilitar las comunicaciones y albergar centros de datos. Obviamente ellos tienen una implicación directa en la estandarización tecnológica lo que les permite empujar o apostar por ciertas arquitecturas, plataformas IoT o tecnologías como M2M del ETSI, Indra Sofia 2, ThingWorx, Telefónica SBC, FiWARE o SIGFOX.

Los centros investigación tienen que trabajar más pensando en productos finales y menos en proyectos como vía de subvención. Aunque no se trate con clientes hay que pensar en ellos. Con esto quiero decir que se hace mucha investigación -y cierta innovación- en el mundo del M2M e IoT pero apenas hay soluciones maduras y robustas.

Por último, las empresas (grandes y pequeñas) se tienen que preocupar en ser competitivas y productivas. La industria occidental se encuentra en una difícil encrucijada. Si no hacemos cambios vamos a desaparecer. La única salida es liderar una nueva revolución industrial que nos permita coger distancia en términos de competitividad y productividad. Estamos hablando de una “revolución” y esto quiere decir que lo nuevo tiene que entrar con fuerza para desplazar a lo actual… Es hora de sentarse y ver como todas estas nuevas tecnologías, desde IoT hasta la robótica colaborativa, pueden ayudarnos. (Alemania y Ángela Merkel lo tienen muy claro y son conscientes que su futuro como uno de los mayores exportadores del mundo está en juego)

España tiene varias empresas punteras en desarrollo de plataformas y aplicaciones IoT, pero en una parte importante su tamaño es pequeño ¿qué echan en falta para poder dar el gran paso y crecer a un volumen crítico?
Antes de responder a esta pregunta quizás sería importante preguntar ¿Por qué hay tantas empresas pequeñas que ofrecen plataformas y aplicaciones IoT? Creo que la respuesta nos permitirá clarificar lo que está pasando y donde tenemos que actuar para mejorar: En mi opinión el origen de este florecimiento de microempresas con soluciones IoT se debe a que (afortunadamente) apenas hay barreras de acceso para que cualquier Ingeniero Informático, Industrial o de Telecomunicaciones pueda desarrollar soluciones de tratamiento de datos e incluso fabricar un sistema embebido. Por poner ejemplos: hoy en día todos tenemos acceso a librerías para tratamiento estadístico de datos, bases de datos no relacionales o sistemas embebidos basados en Raspberry o Arduino. Esta facilidad hace posible que muchos proyectos de emprendedores y spin-offs de Universidad aborden proyectos IoT. Ahora bien, este fenómeno de (micro) abundancia tiene muchos puntos débiles entre los que citaría la capacidad financiera para abordar nuevos productos, economía de escala y la especialización. A continuación me centraré en el último punto.

La mayor parte de estas empresas desarrollan soluciones verticales: desde el dispositivo y sensor hasta la aplicación. En mi opinión considero que para una pequeña empresa es muy difícil dominar y aportar elementos diferenciales en todos los niveles que componen dicha solución (diseño electrónico, fabricación, integración comunicaciones/red, base de datos, análisis de datos, aplicación). En caso de lograrlo, si no tiene economía de escala, les resultará muy difícil obtener los ingresos necesarios para reinvertirnos en nuevas versiones y mantenimiento de lo instalado. Por esta razón creo que hay que trabajar en la consolidación de fabricantes y proveedores de soluciones en torno a estándares y plataformas. Es decir, tomando como referencia una plataforma, desarrollar una pieza de la solución que puede ser una pasarela que hable con autómatas o una aplicación para analizar un cierto proceso.

Por lo tanto, respondiendo a la pregunta inicial, yo diría que es necesaria la consolidación de plataformas IoT como paso previo a la especialización de las empresas que ofrecen soluciones IoT.

¿Es necesario potenciar y proteger un ecosistema español del IoT?
No. Es importante que ese ecosistema sea visible. Un buen escaparate sería el, anteriormente citado, Observatorio Industria 4.0. Vivimos en un mundo de libre mercado y favorecer a una empresa u otra es un tema espinoso.

¿Cuáles son las apuestas tecnológicas y de mercado de futuro en las que las plataformas y aplicaciones IoT españolas deberían posicionarse?
Creo que lo más urgente es consolidar lo que ya hay. Hay muchas empresas IoT, buenas soluciones e ideas de futuro. Hay que concentrarse en que todo esto cristalice en conjunto a través de acuerdos y fusiones. A continuación, el siguiente objetivo, es trasladar una propuesta de valor a los clientes. Si no somos capaces de entender su negocio o proceso de industrial y aportarle competitividad y productividad mejor quedarse quietecitos.

¿Dispone España de los perfiles profesionales adecuados para desarrollar la Industria 4.0? ¿En el caso que no los tuviera que acciones recomienda deban acometerse para su cualificación?
A nivel Universitario creo que los perfiles están bien definidos. Por nuestra experiencia como grupo empresarial con más de 200 empleados (30% titulados en Teleco, Informática e Industrial) consideramos que la preparación es suficiente. Por la parte de FP, desde hace años, existen ciclos de estudio dirigidos al Mantenimiento Industrial, Electrotécnica e incluso Robótica. Por supuesto todo se puede mejorar. La acción concreta que propondría sería actualizar los planes de estudio y dotarles de medios para pensar y trabajar en la integración de las Islas Digitales que existen en una fábrica.



(c) 2000-2017 Ccäpitalia.net - Se autoriza el uso según terminos Creative Commons BY-NC-SA
Powered by WordPress