El Mundo del Spectrum

diciembre 20, 2016 on 8:27 pm | In retroinformática | No Comments

Siempre es agradable recibir regalos, aunque estos te recuerden que nos hacemos mayores… Este fin de semana me han regalado un fantástico libro cuyo título lo dice todo: “El Mundo del Spectrum”. A lo largo de más de 200 páginas se repasa la historia de este ordenador, el impactó que tuvo en nuestro país alumbrando a una generación de brillantes programadores, y haciendo posible que floreciese una pujante industria del videojuego.  Este libro nace por iniciativa de la web del mismo nombre (www.elmundodelspectrum.com) donde, desde 1996, se da refugio a nostálgicos de esta máquina.

El primer ordenador que toqué fue un ZX Spectrum 48K con las teclas de goma. Aquel encuentro fue en una academia de mecanografía (si, aunque parezca increíble, hace años aprendíamos a sacar el máximo partido al teclado de una máquina). Recuerdo que unos comerciales de El Corte Inglés nos hicieron una pequeña demostración cargando un juego. He de reconocer que en aquel momento no surgió el flechazo. Vaya rollo -pensé- con lo que mola la máquina de los recreativos… El segundo contacto volvió a ser con otro Spectrum, esta vez en casa de mi primo Santiago. Él me enseño un “gomas” recién comprado; me explico que hacía y me animó a programar unas líneas en el BASIC que venía incluido en ROM. Guardamos aquel programa en una casete, lo recuperamos y entonces sí que me enganchó aquella cosa de la informática. Esto sucedió en 1983.

Aún tendría que pasar algo más de un año hasta que mis padres compraran un ordenador, un ZX Spectrum Plus. Durante ese intervalo de tiempo ya empecé a acumular revistas de informática y todos los sábados por la tarde, en compañía de mis amigos de la infancia, visitábamos el espacio de informática de El Corte Inglés del Paseo de la Castellana. Allí pasábamos horas transcribiendo programas en los ordenadores que estaban de exposición con total permisividad de los vendedores. A fin de cuentas les ayudábamos a vender porque ¿qué mejor demostración que un chaval de 12 años tecleando un programa para simular la trayectoria del cometa Halley?

El Spectrum no era el mejor ordenador de su época. Más bien era una máquina humilde de prestaciones ajustadas. Su apariencia era algo infantil, con un teclado que delataba sus limitaciones. A pesar de todo, esta máquina revolucionó el mercado español por su bajo precio y abundante de software. En otros países no se produjo este fenómeno con la misma intensidad. Aún así sorprende ver como los Spectrum disputaban el mercado a máquinas superiores: Por ejemplo, en Reino Unido a los BBC de Acorn (UK); en Alemania a máquinas Commodore (USA); Holanda y sus MSX de Philips; o a los Thomson en Francia. Estados Unidos y Japón eran otra historia y en ambos países las máquinas de Sinclair apenas dejaron huella.

Su hardware giraba en torno a un microprocesador Zilog Z80 funcionando a 3,5MHz y un chip propietario, diseñado a medida, denominado ULA (Uncommitted Logic Array). En este último se integraban las funciones periféricas de entrada y salida (teclado, vídeo y almacenamiento externo). Además contaba con 16 KB de ROM donde incluía un intérprete de BASIC y se comercializó con dos configuraciones de memoria RAM: 16KB y 48KB. Como medio de almacenamiento empleábamos un casete convencional y una TV para la visualización. En definitiva, era un ordenador con un hardware y una mecánica ajustados al máximo para facilitar su entrada en la mayoría de los hogares. Y así fue…

* * *

Ciertamente al éxito del Spectrum en España también contribuyó una publicación que le acompaño desde noviembre de 1984… hasta 1992. Me refiero a la revista Microhobby. Desde sus páginas todas las semanas teníamos información de novedades, acceso a programas y detalles técnicos que nos permitían sacar el máximo partido de nuestras máquinas. Gracias a esta publicación aprendimos a programar en BASIC, ensamblador del Z80 y abordamos el montaje de circuitos basados en micros.

El ZX Spectrum tuvo dos predecesores (ZX 80 y ZX 81) y un flamante sucesor (Sinclair QL). En todos los casos la aproximación comercial fue la misma: Poner en el mercado un ordenador a muy bajo precio con prestaciones técnicas razonables. En el caso de los primeros (y del ZX Spectrum) la estrategia funciono pero con el QL el fracaso fue mayúsculo. Tras el QL hubo otras máquinas que enriquecieron el linaje del Spectrum y contribuyeron a forjar el mito, pero esta y otras historias serán contadas en otro post.

P.D. Si no sabes que regalar estas navidades a alguien con más de XX años, apasionado de los ordenadores y con tendencia a la nostalgia sana… aun estás a tiempo.

Sin comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja tu opinión

XHTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>



(c) 2000-2017 Ccäpitalia.net - Se autoriza el uso según terminos Creative Commons BY-NC-SA
Powered by WordPress